Blockchain en educación

Qué es el blockchain

El blockchain es una gran base de datos cifrada y global que supone una respuesta a la necesidad de descentralización y seguridad de procesos habituales para la ciudadanía y las empresas, acabando con el monopolio u oligopolio de información por parte de las entidades que gestionaban dicha información. En esta especie de solución milagrosa y universal, un conjunto de registros individuales llamado “bloque” se une en una lista o “cadena” que no puede ser modificada y está validada por diversas computadoras a través de internet. Estamos hablando de una gran libro de registros descentralizado, cifrado y abierto, donde diversos agentes controlan la veracidad  de los datos y aseguran su incorruptibilidad. Su uso comprende la transacción de criptomonedas, la programación descentralizada, el registro de impuestos y un largo etcétera de transacciones de todo tipo. 

Blockchain en educación

En el terreno de la educación, su aplicación es múltiple, debiendo distinguir aquí dos campos, por un lado el de los trámites administrativos, burocráticos y económicos y, por otro, el de la propia aplicación en materia de pedagogía y currículo. Dentro del primero, encontramos la firma de acuerdos y convenios entre instituciones mediante contratos inteligentes, el uso de criptomonedas en el campus universitario, el registro de tasas y pagos, el trámite de becas y préstamos para estudiantes, la certificación permanente y descentralizada de las acreditaciones de un estudiante, la expedición de títulos, el ahorro de dinero en procedimientos y trámites y una deseable estandarización que facilitaría la movilidad entre centros. Dentro del segundo ámbito, la implementación del Blockchain puede facilitar la evaluación por competencias, el uso de recursos en abierto, la personalización del itinerario académico del estudiante, la bonificación a través de “tokens” o unidades de valor, etc.     

Fase actual

Podríamos afirmar que hemos pasado de la fase experimental y añadir que estamos asistiendo ahora al momento de su gran y definitivo despliegue. El desarrollo de la tecnología Blockchain está avanzando rápidamente y llegando a un número cada vez mayor de público. Esta mayor accesibilidad facilita que cada vez surjan nuevos terrenos para su aplicación, como sería el caso de la firma segura de contratos o la privacidad de los historiales médicos.   

Blockchain en la formación online. El caso de la UOC

La UOC está realizando pruebas para la futura aplicación del blockchain. Los usos más interesantes para la institución a día de hoy son el registro de competencias de los estudiantes y los certificados digitales. Esta tecnología puede ofrecer mucha ayuda a los centros de educación superior, pero tal y como pasa con las analíticas de aprendizaje, las instituciones en línea cuentan con unas características intrínsecas que las hacen ciertamente proclives para adoptar estos avances.  

Una revolución en el sistema educativo

Sus aplicaciones en materia de registro aportarán comodidad y estandarización a medio- largo plazo. Esto es debido a que facilitará y agilizará mucho tanto los procesos de validación y expedición de títulos y certificados como la convalidación y reconocimiento de créditos y titulaciones entre instituciones y países. Incluso podría cambiar la manera en que se registran las puntuaciones y logros de los estudiantes. En el campo de la investigación, permitirá el registro de documentos para asegurar la producción intelectual académica.

Beneficios para el estudiante

El estudiante se beneficiará de una mayor facilidad para realizar trámites burocráticos y administrativos, más celeridad en la expedición de títulos y una mayor confidencialidad. En caso de ser aplicados a nivel pedagógico, también podría recibir los beneficios del Blockchain a nivel de personalización de itinerario curricular y de certificación por competencias. En cuanto a las entrevistas laborales, le será más fácil acreditar sus titulaciones académicas.  

Utilidad para los profesores

Estos procesos podrían ayudar a los profesores a la hora de agilizar algunos procesos administrativos relacionados con los expedientes académicos. Los profesores de aquellos centros que trabajen con rúbricas, calificación por competencias, etc. dispondrán de un recurso ideal para su formalización y además estas informaciones podrían pasar de un curso a otro, o incluso entre centros, como carta de presentación del estudiante para conocer sus características y detectar sus puntos fuertes y aquellos que sería recomendable reforzar al inicio del curso. 

Aprendizaje para toda la vida y por competencias 

Nos encontramos aún en una fase muy incipiente de su aplicación y está por ver todavía cómo evolucionará y de qué manera influenciará a los centros educativos, no solamente en educación superior, sino de todos los niveles. Podemos aventurarnos diciendo que influirá, a priori, muy positivamente, sobretodo destacando la ya mencionada facilitación y agilización de los trámites de expedición de títulos, convalidación de asignaturas e incluso de títulos entre países y sus tasas derivadas. En cuanto al aprendizaje por competencias, facilitará el registro de los resultados de las rúbricas permitiendo una (necesaria) estandarización a la larga entre centros. En relación a los dos ámbitos de la pregunta, es importante destacar el uso de esta tecnología en relación a certificaciones a través de insignias o badges y a la microformación, dotando al a formación, no solo formal sino informal, de mayor oficialidad y seguridad. 

Incertidumbre acerca de su implementación

Entre los peligros del Blockchain, hallamos el hecho de que es una tecnología todavía emergente y poco probada a escala global, una falta de estándares que suponemos irán surgiendo para poder trabajar dentro de un marco de normalización y homogeneidad, posibles fallos de seguridad o peligros de hackeo, diseminación accidental de la información, etc. aunque todos ellos se encontrarían más bien en el terreno de las debilidades y amenazas. Para poder comprobar eficazmente sus bondades, hace falta todavía una adopción a gran escala que deberá venir acompañada de la confianza por parte de instituciones y usuarios así como de un conocimiento de todo lo que ésta puede ofrecer.

Conclusión

El blockchain parece ser una apuesta segura por el momento pero justo estamos contemplando el inicio de su desarrollo e implementación en las empresas e instituciones. Deberá pasar un tiempo para que podamos hacer conjeturas más fiables, pero, de ser sustituida, podemos imaginar que sería por una tecnología o proceso similar aunque mejorado. Dependerá de los desarrollos tecnológicos futuros. De momento parece que tendrán que acontecer todavía unos cuantos sucesos para que se cree una vía alternativa.

 

Share:
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Desirée Gómez on Twitter
Desirée Gómez
Content curator and analyst. @eLC_UOC's Twitter Community Manager and eLC's Blog Content Specialist at the Trend Spotting and Analysis team of the eLearn Center at Universitat Oberta de Catalunya. Educational, innovation & technology trend detection and analysis, content curation, communication and observing tasks. University and Master Graduate on History of Art by the Universitat de Barcelona, specialized in International Relations and educational and technological observation.

Leave a Reply