De la telepresencia al autoconsumo formativo: una mirada sobre la formación corporativa de las grandes empresas digitales

La práctica educativa en general es una de las actividades humanas más sometida a marcos reguladores, los cuales responden a finalidades diferentes dependiendo del ámbito y del nivel educativo donde se apliquen. El ejemplo más corriente es el de la educación formal, que está regulada por leyes educativas de ámbito estatal que dibujan la estructura y el funcionamiento de los sistemas educativos de los países. Su finalidad es garantizar el acceso universal a una educación de calidad al conjunto de la ciudadanía.

Más allá de sus bondades, esta regulación del sistema condiciona la evolución de la práctica educativa forzando el encaje de las innovaciones a una matriz diseñada en gran medida con criterios de organización educativa y, por lo tanto, ralentizando los procesos de cambio y actuando como filtro ante el proceso de transformación digital.

CONTEXTO

Este factor ralentizador del cambio no es exclusivo del sistema educativo reglado. También afecta a contextos supuestamente más flexibles com la formación corporativa. Me refiero al marco normativo que regula el sistema de bonificación pública a las empresas que llevan a cabo capacitación de sus trabajadores y trabajadoras. Sin entrar en detalle, esta regulación condiciona el diseño, el formato, la estructura, la organización y la gestión de la actividad formativa en un sentido determinado, afectando especialmente a las PIMEs, con menos capacidad y estructura que las grandes compañías para asumir la formación de sus empleados de forma autónoma.

Pero… ¿Qué hacen las grandes compañías que no están condicionadas por este marco regulador? ¿Cómo forman a sus empleados y empleadas? ¿Qué modalidades formativas aplican? ¿Qué innovaciones están desarrollando? ¿Cómo se organizan? ¿Cómo aplican la tecnología digital al diseño y a la práctica formativa? Con la finalidad de responder a preguntas como éstas, el pasado 9 de mayo se celebró en Madrid una jornada titulada “La tecnología en los nuevos modelos de aprendizaje y formación”.

Foto de IOE Business School

Organizada por la Mesa de Trabajo sobre Teleformación [1] y Digital.es [2], el objetivo de la jornada fue conocer de primera mano los modelos formativos que están aplicando las grandes compañías digitales en la formación de sus trabajadores. Dando respuesta a esta finalidad participaron Everis, Cisco, Ericsson, Orange, Nokia y Telefónica.

TENDENCIAS

Son todas ellas empresas globales que tienen en común la formación de grandes poblaciones de empleados con una extensa distribución geográfica y una gran diversidad de ámbitos de especialización; y todas ellas apuestan por soluciones digitales que facilitan la inmediatez y garantizan la escalabilidad. Del contenido de las exposiciones he extraído las tres tendencias que comparto a continuación:

Tendencia 1: aulas Virtuales

Smart Rooms y sistemas de telepresencia que permiten combinar acciones formativas presenciales con participación telemática síncrona entre sedes o con la participación de alumnos en línea. Son sistemas sofisticados a nivel tecnológico que combinan la videoconferencia con el acceso compartido a contenidos y aplicaciones, y sistemas de seguimiento, control y registros automatizados.

A medio plazo estos sistemas pueden verse superados por la evolución de herramientas estándares como Hangouts de Google combinada con la evolución de los dispositivos y una mayor interoperabilidad con nuevos entornos y aplicaciones.

Tendencia 2: Modelos descentralizados y de autoconsumo

Evolución hacia entornos líquidos basados en la inmediatez y el autoconsumo. En ellos las acciones formativas ya no se programan ni se convocan sino que se ponen a disposición de los trabajadores y trabajadoras todo tipo de recursos formativos. Es fundamental la movilización y la dinamización de comunidades por parte de expertos  con competencias formativas y comunicativas.

La hibridación de la actividad formativa con la actividad productiva es básica, y la creación y la movilización de comunidades de expertos es una necesidad creciente. Es el trabajador quien percibe la necesidad y formula la demanda (o accede directamente a los recursos). Son modelos formativos just-in-time (en oposición a just-in-case) donde la capacitación es cercana en el tiempo, en el espacio y en el contenido a la necesidad surgida en el entorno de producción.

Tendència 3: Microcontenidos

Son una consecuencia de la tendencia anterior. Los modelos descentralizados basados en la inmediatez y el autoconsumo requieren disponer de una abanico importante de recursos formativos permanentemente actualizados y automatizados para ajustarse con rapidez a las necesidades formativas que afloran en los entornos de producción.

Es necesario disponer de una comunidad de expertos con las competencias formativas necesarias para  elaborar este tipo de recursos. También aflora la necesidad de disponer de figuras de acompañamiento y asesoramiento a los trabajadores en la detección de las propias necesidades formativas, en la movilización de sus capacidades y en la toma de decisión respecto al dibujo del propio itinerario formativo.

El coach formativo y el curador de contenidos para el aprendizaje pueden ser figuras emergentes a corto y a medio plazo.

APUNTE FINAL

A pesar de que aparecieron puntualmente en las exposiciones y en las conversaciones, dos de las figuras que se encuentran entre las posiciones más altas del hype cycle de las tecnologías emergentes en educación no formaban parte de ninguna de las experiencias presentadas. Nos referimos al blockchain y a la IA (inteligencia artificial). ¿Será por qué se trata de tecnologías aún poco maduras para ser aplicadas en contextos reales de forma generalizada? ¿Será por problemas de inversión? ¿Será por la existencia de productos y modelos de negocio aún incipientes y poco definidos? Dejo abiertas estas cuestiones.

____________________________

[1] Mesa de trabajo constituida con representantes de la administración pública (SEPE), la FUNDAE, la CEOE, la asociación de empresas proveedoras de e-learning (APEL), los sindicatos UGT y CCOO, las grandes compañías digitales y expertos de las universidades (UOC y UNED); ha sido creada con el objetivo de identificar las características de la formación en línea que se lleva a cabo en el ámbito corporativo para reformular el marco regulador del sistema de bonificaciones adecuándose a esta nueva realidad.

[2] Asociación de la patronal del sector de las empresas digitales que tienen por objetivo promover la transformación digital en España.


Foto de cabecera de Daniel Chen en Unsplash

Share:
Share on LinkedInTweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Email this to someone
Xavier Mas on Twitter
Xavier Mas
PhD in Education and Society by the Universitat de Barcelona. Specialist and researcher on digital education at the eLearn Center of the Universitat Oberta de Catalunya. He has worked as a pedagogical adviser, learning designer and manager of educational innovation in this same university since 1997 and has published several papers and articles related to these areas. He is currently the director of the Outer EDU collection (Editorial UOC) and his interest focus are the phenomenon of learning on the net, the impact of the digital society on education and the emergence of new training modalities.

Leave a Reply