Revolución del mundo y de la educación

24 febrero, 2021
Portada_LRR

La tecnología es la piedra angular que sostiene el desarrollo de todos los elementos que conforman nuestro día a día en la actualidad. Situaciones como la pandemia han puesto a prueba la capacidad de empresas, organismos y centros estudiantiles de reforzar sus respuestas ante tales retos, ya sea a través de la transformación digital o de la adaptación a nuevas situaciones de forma resiliente gracias a sus habilidades. Los avances tecnológicos como los nuevos medios audiovisuales o la tecnología de cadena de bloques (blockchain) están revolucionando el mundo. Muchas instituciones de educación superior suman las novedades en tecnología a la adquisición de competencias transversales y a la relación que establecen con el mundo empresarial.

En este nuevo capítulo de La Reina Roja, Lluís Pastor ha entrevistado a dos institutos de tecnología instalados en distintas sedes a escala mundial. El primero de ellos es elDigiPen Institute of Technology Europe-Bilbao, centrado en los estudios de bellas artes en arte digital y animación y de ingeniería informática en simulación interactiva y en tiempo real. Es una apuesta de valor seguro para mantener la zona revitalizada en cuanto a oferta educativa innovadora y ofrecer perfiles laborales de vanguardia. Así lo explica Ignacio de Otalora, director general de DigiPen: «El alumnado graduado en una universidad como la nuestra sale perfectamente preparado para aportar valor desde el principio de forma diferencial, liderando equipos en multinacionales que están recorriendo el mundo con su contenido digital». Una de las claves de su modelo educativo es la especialización curricular: «Tenemos que enseñar conocimientos, habilidades, destrezas, competencias y, evidentemente, valores, como círculo que concentra todo lo anterior, en aquellos aspectos que las industrias donde vayan a trabajar después tengan la necesidad de cubrir», dice Otalora. La orientación práctica de los estudios y el estándar de calidad completan su modelo. El estudiantado también realiza proyectos de videojuegos o animaciones en dos o tres dimensiones durante los cuatro años de formación: «Los proyectos realizados por el alumnado de DigiPen Bilbao han ganado 157 premios y reconocimientos a escala mundial».

«Las claves del modelo educativo de DigiPen: especialización curricular, orientación práctica de los estudios y estándar de calidad». Ignacio de Otalora, director general

El segundo es el Royal Melbourne Institute of Technology (RMIT) en Australia, pero con sedes en Vietnam y Barcelona. Su enfoque es el de proporcionar perfiles técnicos para satisfacer las demandas del mercado laboral, así como una apuesta firme por el aprendizaje a lo largo de la vida y la tecnología Creds de insignias digitales, tal y como argumenta el profesor Sherman Young, vicerrector de Educación del RMIT: «El criterio fundamental por el que creamos un microcrédito es que tiene que ser una habilidad particular, necesita un socio de la industria y debe cumplir los requisitos de aprendizaje suficientes para que podamos ofrecer una insignia digital». No debe ajustarse a ningún marco normativo o político, lo que Young afirma que «da un margen de maniobra para innovar, explorar y llevar a la práctica algunas ideas realmente interesantes». No solo el estudiantado tiene acceso a los Creds, sino también el profesorado: «Es un componente del aprendizaje bastante breve que les permite demostrar una habilidad», concluye.

«Los Creds del RMIT son componentes de aprendizaje breve que permiten a los estudiantes demostrar una habilidad». Profesor Sherman Young, vicerrector de Educación

El origen del RMIT es el Working Men’s College de Melbourne, que nació hace más de cien años para ofrecer oportunidades de educación superior a los trabajadores. Sus raíces son la tecnología, las habilidades y los oficios, entre otras. El RMIT Europe está situado en el 22@ de Barcelona.

Si quieres saber más acerca de estas instituciones disruptivas, no te pierdas la última entrega de La Reina Roja.

Autor / Autora